Estenosis Aórtica
Previous Next
Procedimiento de Ross ¿Cómo se trata? Parte 1

ESTENOSIS VALVULAR AÓRTICA

Cuando la obstrucción es importante puede que sea necesario un tratamiento quirúrgico.

En casos donde la válvula aórtica es pequeña, engrosada o malformada, el objetivo del tratamiento inicial es hacer la apertura de la válvula más grande para que haya menos resistencia al flujo de sangre del corazón a la aorta.   Dependiendo del caso, esto se puede lograr con cirugía o con dilatación con catéter balón (valvuloplastía con balón).

En la valvuloplastía quirúrgica, el cirujano da nueva forma a la válvula. En la valvuloplastía con balón, un catéter con un balón en la punta se introduce por una de las arterias de la ingle y se coloca de tal forma que el balón desinflado cabalgue dentro de la válvula.  Esto se realiza usualmente en la sala de cateterismo cardiaco. El balón luego es inflado para tratar de abrir la válvula estrecha.

Con los años, la mayoría de las válvulas aórticas con estenosis desarrollan insuficiencia (regurgitación), por lo que van a requerir de un reemplazo valvular en el futuro. Esto se puede  lograr realizando la operación de Ross (se muestra  en  la  animación).

Esta operación consiste en reemplazar la válvula aórtica con la válvula pulmonar  del paciente e implantar un homoinjerto valvulado para que funcione como una nueva válvula pulmonar. Otra opción es, implantar una prótesis valvular mecánica, la cual se reserva para niños más grandes, adolescentes y adultos.

ESTENOSIS SUPRAVALVULAR AÓRTICA

Cuando la obstrucción se encuentra por encima de la válvula aórtica (estenosis supravalvular), la porción de aorta estrecha se remueve y luego el cirujano une los dos  extremos con suturas (vea la animación a la derecha).